Como propietario al frente de un nuevo negocio emergente, es normal que te surjan dudas. Pero qué pasa si estás preguntándote sin parar ¿qué pasa si..? . Cuando estas preguntas te rondan constantemente por la cabeza y/o están omnipresentes en tus pensamientos y conversaciones, sufres del síndrome “Que pasa si”.

  • ¿Qué pasa si no puedo hacer todo por mí mismo?
  • ¿Qué pasa si decepciono a mis clientes?
  • ¿Qué pasa si me paso de la raya?
  • ¿Qué pasa si no gano suficiente dinero para apoyar este negocio?
  • ¿Qué pasa si…?

Todos estos son sentimientos reales que cada empresario y propietario de una pequeña empresa ha tenido a lo largo de su viaje hacia el emprendimiento. Sin temor o si miedo, no te sentirías impulsado a superar estos escenarios, sin embargo, quedarte paralizado por este tipo de creencias limitantes podría hacer fácilmente descarrilar tu éxito.
Para pasar estos pensamientos basados en tus creencias y en el miedo, ¡tienes que convertir lo negativo en positivo, lo que NO PUEDES en posible!

  • ¿Qué puedo hacer yo solo?

Debes observar tu carga de trabajo diaria de manera realista y decidir qué tareas debes realizar y qué puedes externalizar a un/a asistente. Nunca tengas miedo de delegar. Sin delegación, limitarás tu poder de crecimiento y éxito.

  • ¿Cómo puedo deleitar a mis clientes?

¿Qué pasos adicionales puedes hacer para impresionar a tus clientes? Algunos de estos pueden ser una comunicación simple y efectiva, o enviarles una nota de agradecimiento escrita a mano por confiar en sus necesidades comerciales, recordar sus cumpleaños, proporcionar un trabajo de calidad sin errores y, obviamente, mantenerte dentro de su presupuesto objetivo.

  • ¿Qué pasa si pasarme de la raya es algo bueno?

Tener demasiado trabajo solo será estresante, si no tienes un plan para externalizar parte de su carga de trabajo. Las tareas administrativas que atascan tu día, deben ser realizadas por alguien que pueda enfocarse solo en esas tareas y que tenga la experiencia para hacerlas brillar. Establece un equipo que pueda manejar las áreas de tu negocio en las que no estás capacitado. Tu equipo virtual puede utilizarse según sea necesario o, mejor aún, puedes delegar asignaciones semanales que ayudan a quitarte trabajo. Solo asegúrate de tenerlos en su lugar cuando los necesites.

  • ¿Qué sucede si gano tanto dinero que mi empresa puede mantenerme a mí y a mi familia?

Aquí es donde realmente necesitas enfocar tu tiempo. Asegurar a los clientes que traerán el flujo de caja. Comenzaste tu negocio porque era tu pasión y / o tu experiencia. Eres la cara, la voz y el conductor de lo exitoso que puede llegar a ser tu negocio. Mantenerte enfocado en el por qué comenzaste tu negocio te ayudará a no quedarte paralizado por el miedo al fracaso.

Da la vuelta al negativo “qué pasa si” y déjalo trabajar para ti. ¿Qué pasaría si ser positivo y pedir ayuda fuera la solución definitiva para llevar tu negocio al punto en el que finalmente deseas que este?
Y si…?

Hola, soy Valérie Calveyrac

Creadora  de las webs por2cuenta.com y experimentopanzergeist.es.

Me gusta dar largos paseos con mis perras por los campos  para después relajarme en el sofá con un zumo recién exprimido viendo una película de acción.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies