Cómo construir y gestionar tu reputación profesional en línea

La mayoría de las personas utiliza las redes sociales e Internet para verificar antecedentes de posibles empleadores o solicitantes de empleo. De esta manera, tienen la oportunidad de saberlo todo sobre la persona a la que están pensando contratar o sobre la compañía en la cual que desean solicitar un empleo.

Mala o buena reputación, los reclutadores de empleo y los empleadores están haciendo un uso completo de Internet para verificar la reputación de uno.

¿Puedes permitirte tener una mala reputación?

Por supuesto que no. Entonces, ¿cómo construir tu reputación profesional en línea?

Construir tu reputación en línea:

—> 1. Construye un sitio web de aspecto profesional

Si estás empezando tu negocio, crea un sitio web  simple si está dentro de tu presupuesto o contrata un profesional para que le diseñe para ti.

Las cosas más importantes que debería tener tu sitio web son: productos y/o servicios actualizados, próximos eventos, enlaces a tu blog y todas tus cuentas de redes sociales.

Las empresas y los propietarios de negocios construyen sitios web de aspecto profesional y altamente accesibles que reflejan sus productos, servicios y marcas. Por simple que parezca, tiene un impacto en tu negocio y tu reputación.

—> 2. Construye tu blog

Cuando hayas determinado tu nicho, escribe sobre un tema y vincúlalo a tu sitio web si lo tienes y a tus cuentas de redes sociales. Pídales a las personas que sigan y compartan tu publicación en sus cuentas de redes sociales, también.

Si no tienes tiempo para hacerlo, busca ayuda en línea. Un asistente virtual puede escribir artículos que muestren tu experiencia y dirigirse a una audiencia específica. Quién sabe, tu futuro empleador o cliente podría leer uno de esos mensajes. Incluso cuando  has eliminado un determinado blog, nunca se sabe quién copió y compartió tu publicación en sitios de blogs o a través de las redes sociales.

—> 3. LinkedIn

Desde que LinkedIn se abrió camino a Internet como una red profesional, los profesionales crean su currículum vitae en línea y son visibles para los reclutadores de empleos a nivel local o en todo el mundo.

No solo eso, los empresarios también están usando LinkedIn para llegar a sus mercados objetivos para ampliar su alcance y ser conocidos en sus campos y más allá. Pon atención  cuando actualices tu perfil y tu historial profesional.

—> 4. Foros y publicaciones en redes sociales

¿Quién no está en Facebook, Twitter, Instagram y otros sitios de redes sociales hoy en día?

Quieres mostrar lo que tienes, abrir tu corazón, publicar fotos de cualquier tipo y casi cualquier cosa que esté sucediendo en tu vida.

Te encanta unirte y publicar en foros y en las redes sociales. Pero ten en cuenta lo que publicas, porque Internet nunca olvida lo que has compartido en línea, especialmente los que critican a alguien, los comentarios negativos, las palabras sucias y las que eventualmente dañarán tu reputación en línea.

Por muy  enojado que estés, todo lo que se comparte en línea puede ser leído por personas del mundo entero, sin importar si te conocen o no.

Si deseas tener tu propio foro que albergará una serie de opiniones de tu audiencia, puedes hacer que un desarrollador web  te diseñe el sitio. Los foros son una de las plataformas de tráfico más antiguas y más grandes utilizadas por las empresas y los entusiastas en línea.

Lo que publicas es el espejo de quién eres y solo tú diseñas, creas y construyes tu propio reflejo. Aprovecha al máximo lo que eres y construye tu reputación profesional en línea de manera positiva. Recuerda que en Internet,  no queda piedra sin remover.

 

Gestionar tu reputación profesional en línea:

A lo largo de los años, con el inicio de la Red mundial, la información de las operaciones personales de las empresas y marcas corporativas se leen, comentan y critican abiertamente, elogian o insultan.

Factores de alto riesgo que transmiten los blogs y las redes sociales y los ataques en línea orquestados definitivamente crean un gran revuelo. La gente se ha sentido tan cómoda con la libertad de expresión  que en última instancia, ha cambiado la forma en que concebimos las cosas y entregamos noticias a la comunidad.

Y aunque no quieres manchar la reputación que has estado construyendo durante meses o años, desgraciadamente no existe ninguna forma rápida de borrar publicaciones negativas sobre ti o tu negocio. Mantener una reputación en línea fuerte y positiva requiere una táctica meticulosa y tiempo.

Un asistente virtual puede ayudarte a:

  • Supervisar y prestar atención a lo que otros dicen sobre ti, tu marca, productos, servicios y tu empresa.
  • Ser omnipresente en línea y mantener esa presencia en lo alto de los motores de búsqueda.
  • Administrar tus redes sociales para que se actualicen.
  • Gestionar tu reputación online.

Existen herramientas y software de seguimiento disponibles en línea, tales como:

Una queja o un contenido malicioso y desfavorable que aparece en la primera página de los motores de búsqueda,  chismes y  comentarios negativos pueden dañar gravemente tu empresa y tu reputación personal. Es necesario y incluso diría que es de vital importancia detener las fugas, las críticas destructivas en línea y cualquier comentario o escrito negativo en general.

Estas empresas pueden defender y proteger tu reputación al contrarrestar las reseñas negativas, la gestión de documentos, el monitoreo y el seguimiento de problemas.

Un asistente virtual especializado en gestión de reputación en línea puede administrar, monitorear y mantener tus cuentas de redes sociales, contrarrestar las opiniones negativas que se están acumulando contra ti, consolidar tu presencia en línea y ubicar tu negocio en los primeros puestos  de los motores de búsqueda.

  • La confianza es difícil de ganar. 

Convertirse en un negocio bien respetado es importante para ganar nuevos clientes y retenerlos.

  • Las primeras impresiones pueden no durar, pero seguro que sí cuentan. 

Tu nombre de marca se muestra en los resultados de búsqueda y los informes asociados pueden impactar a los lectores. “Estafa” y “fraude” deben alertarte para que hagas algo respecto a tu reputación.

  • Trabaja en tu estrategia de relaciones públicas. 

Únete a eventos locales populares y relacionados que ayudarán a difundir información sobre tu marca. Haz un poco de patrocinio también.

  • Desarrolla un blog con contenido informativo. 

Puedes publicar artículos sobre consejos útiles, tendencias de la industria, la compañía y su equipo, y otros temas interesantes. Los blogs son una excelente manera de hacer correr la voz y atraer tráfico a tu sitio web.

  • Crea presencia en los principales perfiles de redes sociales. 

Permite que tu empresa aparezca varias veces en Google y otros motores de búsqueda creando cuentas en las redes más grandes, como Facebook, Twitter, LinkedIn, Instagram y Youtube.

Administra tu reputación empresarial y personal desde ahora. Debes reparar y recuperar tu credibilidad. No ignores  el coste de la mala reputación y los malos resultados de los motores de búsqueda, porque te pasaran factura.

Artículos Relacionados:

  1. 6 consejos de limpieza para tu pequeña empresa
  2. 3 obstáculos de productividad a evitar con tu asistente virtual
  3. Aprovecha al máximo Google para tu negocio con Gmail, Calendar y Drive
  4. Cómo integrar con éxito una asistente virtual en tus operaciones comerciales
  5. El enemigo interno

 

Hola, soy Valérie Calveyrac

Creadora  de las webs por2cuenta.com y experimentopanzergeist.es.

Me gusta dar largos paseos con mis perras por los campos  para después relajarme en el sofá con un zumo recién exprimido viendo una película de acción.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies