Permitir que los empleados trabajen de forma remota ayuda a reclutar y retener a los mejores talentos. Aumenta la productividad para aquellos que trabajan mejor solos y ayuda a combatir el calentamiento global gracias a la   eliminación del coste del combustible. Es  mejor tanto para el medio ambiente como para la cartera. Las compañías incluso han ahorrado dinero  al no tener que comprar bienes raíces adicionales o renovar el espacio existente para acomodar el crecimiento de los empleados. En España solo el 27% de las pequeñas  empresas teletrabajan.  Es necesario que las mentalidades de los empresarios cambien para poder  implantar masivamente este modelo de trabajo que permite conciliar mas efectivamente la vida familiar con la vida laboral. Además reduce el estrés e incrementa la productividad. ¿Qué puede hacer un empleador para elaborar una política de teletrabajo inteligente y estructurada? Estas son las principales consideraciones que los empleadores deben hacer al crear una política sólida de teletrabajo.
—> Determinar la elegibilidad:
El teletrabajo puede ser un beneficio maravilloso, pero no es para todos. Por su propia naturaleza, algunos trabajos no son adecuados para el teletrabajo. Elegir participar en un programa de teletrabajo también depende del desempeño laboral pasado de la persona, de su capacidad para trabajar de manera independiente, el historial de responsabilidad, los años en el trabajo o cualquier otro criterio. De cualquier manera, antes de dar luz verde a un programa de teletrabajo, querrás asegurarte de determinar a quién puedes elegir, los criterios de elegibilidad y aplicar sistemáticamente el mismo estándar a todos los empleados elegibles.
—> Establecer expectativas.
Una de las principales razones por las que las empresas española dudan en implementar una política de teletrabajo es el temor a perder el control de sus empleados y no poder determinar si los empleados están haciendo su trabajo o no. Con expectativas claramente definidas y medibles, esto no debería ser un problema. Las expectativas para establecer en su política deben incluir:
  • Horas del día en que los empleados deben ser accesibles por correo electrónico o por teléfono.
  • Trabajo que se espera que produzcan.
  • Plazos en los que se espera el trabajo.
  • Frecuencia y método por el cual se espera que se comuniquen.
—> Líneas de comunicación.
Con los trabajadores remotos, es extremadamente importante mantenerse en comunicación con su equipo. Establecer de antemano cómo se hará esto. Entre los servicios de videoconferencia como Skype, Google Hangouts o Zoom  y las herramientas de mensajería instantánea como Spark, tienes muchas opciones para elegir.
—> Requisitos de espacio de trabajo.
Establece expectativas de cómo deben ser los espacios de trabajo de los empleados. El área debe ser limpia, segura y silenciosa, con fácil acceso a cualquier tecnología y herramientas necesarias para hacer el trabajo. Asegúrate de aclarar lo que proveerá la empresa frente a lo que proporcionará el empleado.
—> La seguridad cibernética.
Un elemento del trabajo remoto que a menudo se pasa por alto es la seguridad de los datos corporativos al que tienen acceso los trabajadores  fuera de la red de la oficina segura. Permitir que los empleados trabajen de forma remota abre la posibilidad de que usen sus dispositivos de trabajo para comunicarse a través de redes públicas no seguras como las de las cafeterías. Asegúrate de que las computadoras tengan instalado un software antivirus actualizado y que los datos que salen de todos los dispositivos están cifrados. Protege con contraseña todos los dispositivos empresariales. Mantén un inventario actualizado de todos los dispositivos y comprueba de que cada uno tenga su rastreo GPS activado. Además, instala la tecnología para borrar de forma remota los datos de cualquier dispositivo que se haya perdido o haya sido robado. —> Políticas de privacidad. Si los empleados están manejando datos privados de los clientes, cerciorate de que entiendan lo que necesitan para mantener la privacidad y cómo cumplir legalmente con la información privada. —> Requisitos tecnológicos. Identifica la tecnología y las herramientas que las personas deberán tener para trabajar de forma remota. Esto incluye:
  • Ordenador con una conexión a internet de alta velocidad confiable.
  • Acceso remoto al correo electrónico: Office 365 es una excelente opción, ya que proporciona versiones de Microsoft Word, Excel y PowerPoint basadas tanto en el correo electrónico como en la nube.
  • Capacidades para compartir archivos: si su sistema de acceso remoto no permite el acceso a unidades y carpetas compartidas, un sistema de intercambio de archivos como DropBox o Google Drive es una excelente solución.
  • Capacidades de videoconferencia: asegúrate de que las computadoras portátiles tengan capacidades integradas de cámaras o videoconferencia
  • Teléfono: Verifica de que cuando utilices un teléfono móvil, el área de trabajo tenga una buena recepción de teléfono celular.
  • Impresora y escáner
Una vez que tengas tu política vigente, crea un acuerdo de teletrabajo para que el empleado lo firme. (Se recomienda consultar a un abogado o gestor  familiarizado con la legislación laboral sobre teletrabajo) Con una política de teletrabajo bien estructurada, puedes crear un programa de teletrabajo exitoso en el que empleados y empleadores se beneficien mutuamente,

Descarga mi ebook gratis ahora

Responsable: Valérie Calveyrac
Finalidad de los datos: Enviarte información.
Legitimación: Tu consentimiento de que quieres comunicarte conmigo
Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Profesional Hosting (España)
Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Dime dónde quieres que te envie tu regalo

Responsable: Valérie Calveyrac.
Finalidad de los datos: Darte información.
Legitimación: Tu consentimiento de que quieres comunicarte conmigo.
Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Profesional Hosting (España).
Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Dime dónde quieres que te envie tu regalo

Responsable: Valérie Calveyrac.
Finalidad de los datos: Darte información.
Legitimación: Tu consentimiento de que quieres comunicarte conmigo.
Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Profesional Hosting (España).
Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Dime dónde quieres que te envie tu regalo

Responsable: Valérie Calveyrac.
Finalidad de los datos: Darte información.
Legitimación: Tu consentimiento de que quieres comunicarte conmigo.
Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Profesional Hosting (España).
Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Dime dónde quieres que te envie tu regalo

Responsable: Valérie Calveyrac.
Finalidad de los datos: Darte información.
Legitimación: Tu consentimiento de que quieres comunicarte conmigo.
Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Profesional Hosting (España).
Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

No te vayas sin tu regalo

Responsable: Valérie Calveyrac.
Finalidad de los datos: Darte información.
Legitimación: Tu consentimiento de que quieres comunicarte conmigo.
Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Profesional Hosting (España).
Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.