Trabajar desde casa, trabajar a distancia, tele trabajar: Muchos adultos con un trabajo de oficina han fantaseado alguna vez con ello. ¿A quien no le gusta la idea de trabajar desde la comodidad de su propio sofá, enviar correos electrónicos de trabajo en pijama e intercambiar ideas para cambiar el mundo mientras prepara la cena?

Como era de esperar, un estudio de 3521 trabajadores remotos de 90 países encontró que el 98% de los trabajadores remotos quieren continuar trabajando de forma remota durante el resto de sus carreras.

No solo los empleados adoran evitar el tráfico de la hora punta de la mañana. El 87% de los empleadores apoyan el trabasjo remoto. Afirmaron que los empleados que trabajan de forma remota eran más productivos que los que ingresan al lugar de trabajo .

No permitas que estos números te engañen trabajar de forma remota. Al igual que cualquier otro trabajo, el trabajo remoto viene con su propio equipaje, incluida la soledad, la falta de estructura para tu trabajo, sentirte desmotivado y desconectado del grueso de la acción, sentirte despreciado por tu trabajo, etc.

Por lo tanto, si ya trabaja de forma remota o planeas cambiar a una configuración de trabajo remota, sigue leyendo para lograr el equilibrio perfecto entre el trabajo y la vida.

1. Haz un horario y síguelo

Trabajar desde casa puede darte una falsa sensación de que trabajas en un universo alternativo con unas reglas diferentes para el tiempo y el espacio hasta que despiertes a la cruda realidad de los plazos y entregas.

Hazte un favor e invierte en una buena herramienta de programación para mantener tu trabajo y tu vida bajo control. Personalmente, programo la aplicación de calendario de mi Tablet, pero no todos están tan unidos a su móvil como yo.

Lo importante para recordar es que no importa de dónde trabajes, cada hora de tu día de trabajo es importante y debe gastarse haciendo cosas que sean productivas y necesarias.

Siempre puedes ver la repetición de “Modern family” en la televisión en otro momento, pero no cuando estás trabajando.

2. Confía en la nube

Uno de los puntos de dolor del trabajo remoto es el vaivén de correo electrónico incesante con tu equipo. ¿Quién no ha vivido la tortura de desplazarse a través de resmas de correo sin importancia para encontrar ese documento que necesita para finalizar un acuerdo?

Ahórrate la molestia a ti y a tu equipo almacenando datos en la nube, donde los miembros de tu equipo pueden acceder a ellos de manera segura pero con facilidad. Los sistemas basados ​​en la nube no solo simplifican el almacenamiento, sino que también facilitan la búsqueda y recuperación de datos en toda la organización.

La mayoría de las empresas ya utilizan versiones basadas en la nube de sus herramientas, lo que permite a los trabajadores remotos acceder a la misma tecnología de la que se benefician los empleados regulares.

Un aspecto menos conocido de la nube es la capacidad de agregarle la administración de tu infraestructura de tecnología de información (TI). Esto es especialmente útil para las empresas que tienen un gran porcentaje de empleados que trabajan de forma remota e inician sesión en la red de la oficina desde ubicaciones que podrían ser un peligro potencial para la seguridad.

Con una herramienta como Monday o Zoho, puedes automatizar tareas rutinarias de TI, como ejecutar comprobaciones de seguridad en todos los ordenadores a través de la red, actualizar el software sin alterar las rutinas de los empleados, implementar parches de seguridad y más.

El uso de la nube ayuda a los empleados remotos a trabajar de manera eficiente y sin inconvenientes.

3. Definir roles claramente

Es fácil acercarse al escritorio de tu compañero de trabajo y conversar rápidamente para aclarar quién está haciendo qué para un proyecto en el que ambos están trabajando. Sin embargo, las cosas se ponen un poco más complicadas cuando trabajas de forma remota y no estás cerca de tus colegas. Esto trae malentendidos, confrontaciones y doble trabajo.

Aquí es donde es importante para un gerente establecer expectativas y explicar en términos claros quién es responsable de qué.

Puedes utilizar el modelo ROCI: Responsabilidad, Obligación, Consultar e Informar. Esta tabla a continuación es un ejemplo del modelo.

MadrePadreJuanMariaSantiHijos
Alimentar el perroOCR
Jugar con el perroIIOR
Llevarlo al veterinarioCO / RC
Pasear el perro por la mañanaRO / RRC
Llevarlo a la peluqueríaCO / RR
Limpiar el desordenCOR

Un cuadro ROCI te ayuda a realizar un seguimiento de varios proyectos y el papel que desempeña cada miembro del equipo en estos proyectos.

Los empleados remotos deben conocer sus roles y los roles de sus colegas.

Alternativamente, si tu equipo utiliza una herramienta de gestión de proyectos para mantenerse al tanto de todo su trabajo, asegúrate de asignar responsabilidades claras para cada tarea a miembros específicos del equipo.

4. Mantén abiertas las líneas de comunicación

Una de mis cosas favoritas sobre ir al trabajo es conocer a mis colegas y compartir unos pequeños momentos con ellos, poniéndome al día con la vida de la compañía.

Obviamente, este aspecto de la camaradería en el lugar de trabajo falta en la vida de los trabajadores remotos, donde todo lo que ven son correos electrónicos y llamadas telefónicas durante todo el día. Esta es probablemente la razón por la cual las luchas de comunicación y la soledad encabezan la lista de problemas que enfrentan los trabajadores remotos en el Informe de Buffer .

Como gerente con trabajadores remotos en tu equipo, puedes tomar medidas proactivas para que se sientan incluidos.

Establezca reuniones diarias informativas de 10 minutos con todo el equipo cada mañana, para que cada miembro del equipo sepa lo que todos los demás están haciendo. Una política de puertas abiertas que invite a todos los miembros del equipo a decir lo que piensan es otra gran necesidad para los equipos dispersos geográficamente.

Menos formal que el correo electrónico pero tan rápido y eficiente, las aplicaciones de mensajería como Slack ayudan a los equipos remotos a conectarse, colaborar y construir relaciones de trabajo significativas en un nivel más informal, nivelando el terreno de juego entre los empleados remotos y los trabajadores que trabajan en la empresa.

Es esencial que las empresas faciliten la comunicación entre todos los empleados, tanto remotos como internos.

Haz que los trabajadores remotos estén satisfechos

Un estudio realizado por IWG sobre trabajadores remotos muestra que, a nivel mundial, el 70% de los profesionales que trabajan lo hacen desde casa durante al menos un día a la semana. Otro estudio predice que el 50% de la fuerza laboral mundial trabajará de forma remota para 2020.

Aquí en España, los empresarios desconfían del teletrabajo. Tienen la sensación de que si no ven a sus trabajadores, parece que no trabajan. España está por debajo de la media europea en niveles de teletrabajo, aunque nuestro país está viviendo un proceso de cambio que debería agudizarse a raíz de la pandemia del Covid-19 que estamos padeciendo.

Así que por favor, ten en cuenta estas reglas de trabajo remoto  para disfrutar de lo mejor de ambos mundos sin dramas innecesarios.

Hola, soy Valérie Calveyrac

En mi blog comparto todo mi saber y lo que voy aprendiendo para vivir de mi propio negocio online y poder ayudar a otras personas a conseguir el suyo a través de mis contenidos gratuitos y mis cursos de pago.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies