La verdad es que nunca hay un buen momento para comenzar un negocio, así como tampoco hay un mal momento para comenzar un negocio. Toda economía tiene oportunidades de éxito, y la misma cantidad de oportunidades de fracaso. Para los empresarios que deciden dar el salto por su cuenta, el único momento que importa es el que eligieron. El emprendimiento es fundamentalmente un acto de fe: una creencia en tus ideas y tu capacidad para ponerlas en práctica. Al final del día, eso es todo lo que tienes.

¿Crees que solo un imbécil  o un loco consideraría iniciar un negocio o trabajar por cuenta propia en cuando la economía está en crisis? No según la historia. De hecho, si investigas un poco, descubrirás por qué la recesión es un BUEN momento para comenzar un negocio.

Las recesiones son tiempos difíciles. Las personas pierden sus empleos, sus hogares, las empresas se liquidan, la pobreza aumenta, el mercado se hunde.En una recesión, la economía es débil y la financiación difícil de obtener; esto hace que menos personas buscan iniciar un negocio, lo que significa menos competencia. Lo más importante, un negocio formado durante una recesión está diseñado para ser eficiente y de bajo coste desde el principio, mientras maximiza el valor para los clientes. Cuando las cosas mejoren, el aumento posterior en los márgenes de beneficio reflejará eso.Aquí tienes 10 razones por las que vale la pena iniciar un negocio durante una recesión.1. Menos competencia Cuando la economía es fuerte, cada hombre  quiere emprender. Una vez que llega una recesión y las empresas comienzan a retirarse, las personas se vuelven más cautelosas. Hay menos personas que intentan iniciarse en una recesión porque hay menos fondos. Menos competencia significa ventas más rápidas y un mayor índice de crecimiento. Es una de esas situaciones donde menos significa más.2. Los inversores inteligentes quieren invertir Si necesitas financiación, hay todavía muchos inversores que buscan nuevas oportunidades de negocio. Cuando la economía falla, los inversores ángeles en particular, buscan sacar su dinero del mercado de valores y pueden estar dispuestos a financiarte si tus perspectivas son prometedoras.3. Las materias primas y los bienes son más baratos Un negocio emergente puede llegar a ahorrar más del 70 por ciento cuando las empresas venden sus artículos y activos durante una recesión. Esto permite que el emprendedor disponga de más dinero para llegar a fin de mes. Un buen ejemplo es cuando las empresas de comercio electrónico inician fuertes campañas de ventas con grandes descuentos para adquirir más clientes, ya que saben que los consumidores quieren gastar menos en estos tiempos difíciles.4. Tienes acceso a más talento En una recesión, cuando los despidos abundan, se puede encontrar personas altamente calificadas, talentosas y efectivas más fácilmente que durante una economía en alza.5. Las cosas son más baratas Un crecimiento económico débil significa que las cosas cuestan menos. Si tu empresa depende de productos de proveedores, una recesión es un buen momento para volver a negociar un acuerdo que te beneficiará incluso después de que termine la recesión.

6. No tienes (casi) nada que perder Cuando llega una recesión, ¡no existe trabajo seguro ni sueldo generoso! Así es mucho más fácil sacar esa brillante idea de negocio con la que has estado soñando durante tres años y llevarla a cabo.7. Puedes permitirte ofrecer un mayor valor Como pequeña empresa, tus gastos generales son mucho más bajos, especialmente si diriges tu negocio desde tu casa. Esto significa que puedes permitirte tomar decisiones rápidamente y, potencialmente, ofrecer tus servicios a un precio más barato. Y una recesión es un buen momento para aprovechar al máximo ese punto de diferencia, especialmente cuando las personas y empresas a las que vendes tus productos o servicios también necesitan ahorrar dinero.8. Tasas de interés más bajas y crédito más barato Cuando ocurre una crisis económica, el banco central baja la tasa de interés de los préstamos de otros bancos para aumentar los préstamos de capital, y la tasa de gasto de los consumidores. La producción local, menos importaciones y una mayor inversión son cruciales para que un país se recupere de una economía en recesión. Y una forma en que esto sucede es bajando la tasa de interés de los préstamos bancarios  para estimular las inversiones en el país. El dinero en sí mismo tiende a ser muy barato durante una recesión, lo que permite al propietario de la pequeña empresa mejores opciones bancarias para trabajar en su inicio. Cuanto más baja sea la tasa, más préstamos podrán otorgar los bancos, y cuanto más puedan prestar, mejores serán las oportunidades para los nuevos propietarios de negocios.9. La gente siempre está buscando innovaciones Durante una mala economía, las personas buscan un negocio o un servicio que pueda resolver sus problemas. Las nuevas empresas también buscan soluciones empresariales innovadoras que no solo faciliten su operación general, sino que también reduzcan sus gastos.Cuando comienzas una solución comercial innovadora que resuelve los problemas de los consumidores al hacerles la vida más fácil, entonces tienes un negocio que realmente crecerá y crecerá incluso en los tiempos difíciles.10. Es un buen momento para invertir en tus clientes / seguidores existentes La importancia de mantener su lealtad durante estos tiempos es primordial, y un poco de buena voluntad en este momento podría dar sus frutos en el futuro. Ahora es el momento de:
  • Entender realmente quiénes son, de dónde vienen y cómo pueden verse afectados por la recesión.
  • Comenzar a comunicarse con ellos de manera regular.
  • Identificar sus necesidades y comenzar a resolverlas.
Nadie sabe cuánto durará la recesión actual, ni cómo se verán afectados nuestros negocios en los próximos meses. Sin embargo, incluso si tu empresa está funcionando bien o  está prosperando en este momento, tienes muchos cambios por delante. La mayoría de las nuevas iniciativas necesitan tiempo para preparar e implementar, por lo que ahora es el momento de mirar a tu alrededor, considerar qué opciones están disponibles y comenzar a poner en práctica estas ideas.

Hola, soy Valérie Calveyrac

Creadora  de las webs por2cuenta.com y experimentopanzergeist.es.

Me gusta dar largos paseos con mis perras por los campos  para después relajarme en el sofá con un zumo recién exprimido viendo una película de acción.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies