¿Cómo causar una buena impresión en una entrevista de trabajo?

Has superado el filtro telefónico, has superado el test psicotécnico, y por fin estas en el lugar donde vas a tener tu primera entrevista para que demuestres lo que vales. Quieres causar una buena primera impresión delante de seleccionador.

Primero de todo: SÉ TÚ MISMO.
Por supuesto, no es suficiente así que te dejo algunos consejos más para antes, durante y después de tu entrevista.

 

—>  Sé puntual

Si puede ser, mejor llega temprano: es probable que nunca hayas estado antes en las oficinas así que  “más vale prevenir que curar”. Sea cual sea el medio de transporte que elijas, tanto si vas con el coche, en autobús o andando, es preferible  que salgas antes de lo que tenias previsto. No sabes si habrá atascos, si el autobús llegara tarde o si te perderás yendo andando. Llegar con unos 10 o 15 minutos de adelanto refleja tu interés y predisposición para el puesto, llegar una hora antes denota desesperación por trabajar y sería contraproducente.

 

—>  Viste correctamente.

No es necesario que vistas con traje, salvo que el puesto por el cual postulas lo requiera. Con ir vestido correctamente es suficiente, siempre que vaya en conformidad con el futuro puesto. Es fundamental. El entrevistador agradecerá un peinado sencillo, un maquillaje natural  y unos tacones no demasiados altos.

—>  Mira a los ojos al entrevistador

Demostraras que te interesa todo lo que te lleve a conseguir el empleo. Debes de tener la misma actitud que cuando escuchas atentamente a una persona que te cuenta algo que capta toda tu  atención; Mantienes la mirada y asientes inconscientemente en señal de que la comprendes y la escuchas.

—>  Solventa tus dudas

Cuando el seleccionador te pregunte si quieres consultar algo, no te cortes y pregunta. Si lo haces, además de tener toda la información que necesitas, demostrarás tu interés por el puesto ofertado.

—> Cuida tu lenguaje corporal

Apoya bien la espalda y mantente erguido para transmitir confianza y seguridad. La forma en que te sientes, habla de ti. También, sonríe de vez en cuando, esto propiciará un ambiente mucho más agradable.

—>  Infórmate de las últimas noticias

Es frecuente que el entrevistador rompa el hielo hablando de un tema de actualidad o que en un momento dado de la entrevista haga referencia a una noticia reciente. Por ello es necesario que vayas informado.

—>  No metas la pata

Evita hacer esas preguntas en la entrevista, si no quieres meter la pata hasta el fondo:

  • ¿Cuál es el salario? La cuestión de salario se suele abordar si pasas el proceso de selección, no cuando realizas la primera entrevista.
  • ¿Puedo trabajar desde casa? Salvo que en la oferta de trabajo, se especifique este hecho, lo normal es que el puesto sea para trabajar en la empresa.
  • ¿Se pueden cambiar las funciones? Postulas por el puesto ofertado, así que eres tú, el que tiene que ajustarse al puesto, no el contrario
  • ¿Cuál es la política de vacaciones? Si de entrada, preguntas por las vacaciones, el seleccionador no se lo tomara bien, pensara que no tienes muchas ganas de trabajar y serás descalificado para el puesto.
  • ¿A qué se dedica la compañía? Deberías haber hecho los deberes sobre todo lo relacionado con la empresa. Esta pregunta indica al seleccionador que es muy posible que no seas el candidato idóneo para el puesto.
  • ¿Cómo ha ido la entrevista, te he convencido? Haciendo esta pregunta, parecerá que no fuiste demasiado sincero con el entrevistador.
—>  Cuidado con la información que das sobre las empresas en las que has estado

Independientemente de la forma en que te hayas separado de tus anteriores trabajos, NUNCA hables mal, ni critiques a tus anteriores empleadores, ni a tus antiguos compañeros de trabajo. Se te vera como una persona poco fiable y serás automáticamente
Solo falta un último ingrediente: confía en ti mismo. Es fundamental que tú seas el primero que cree en lo que estás contando y en por qué ese puesto de trabajo debe ser tuyo así que ve convencido de demostrarlo.

—> Y por último:

CONFÍA EN TI MISMO. Si no lo haces, como podrás creer en lo que estás contando y en por qué ese puesto de trabajo tiene que ser tuyo si no estás convencido de poder demostrarlo?

 

¡As tenido una entrevista de trabajo recientemente? ¿Cómo te ha ido? Te leo en los comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies