Cómo administrar el riesgo de las redes sociales.

El uso de las redes sociales es cada vez más importante para que las empresas se conecten con los clientes, generen interés en los productos y servicios, obtengan clientes, mantengan relaciones, aumenten su visibilidad y participen en prácticas de marketing.

Los medios sociales se están convirtiendo en una herramienta obligatoria para que las empresas crezcan y tengan éxitoSi bien se espera y alienta su uso, las empresas deben tener cuidado con la forma en que abordan las redes sociales. Por naturaleza, los sitios de redes sociales son plataformas públicas, lo que aumenta las posibilidades de consecuencias negativas como resultado de interacciones deficientes, mensajes dañinos o marcas inadecuadas . Por otro lado, la mayoría de los sitios de medios sociales tienen una cultura informal y la información se difunde de manera orgánica. Los intentos de una empresa para controlar los mensajes en las redes sociales de la misma manera que lo haría en los medios de difusión probablemente fallarían. Sin embargo, hay formas en que las empresas pueden utilizar mejor las redes sociales e interactuar con los usuarios para alentar resultados positivos.

Hay cuatro reglas básicas a seguir cuando se ejecuta una campaña de social media.

—> 1 – Investiga

Hay cientos de plataformas de redes sociales, cada una con sus propias reglas,  objetivos y audiencia. Identifica cuáles son tus objetivos y luego investiga las grandes plataformas de redes sociales que existen. Twitter, Facebook, LinkedIn, YouTube, Instagram y Pinterest son un buen lugar para comenzar. Luego descubre cuál es la más adecuada para ti. Si no hace tu investigación, en el mejor de los casos terminará con una campaña ineficaz. En el peor de los casos, puedes terminar … vete a saber.

¿Por qué es importante la investigación en redes sociales?

Al hacer tu investigación, debes investigar no solo las plataformas, sino también tener en cuenta lo que estás tratando de lograr y cómo lo vas a hacer. Lo que me lleva a la regla numero 2.

—> 2 – Define tu estrategia de redes sociales.

Con demasiada frecuencia, las compañías se suben al carro de las redes sociales porque saben que se supone que deben tener presencia, pero realmente no han pensado en lo que están tratando de lograr y cómo van a hacer eso. Estas son algunas de las preguntas que debes hacer para definir esa estrategia:

  • ¿A quién estás tratando de llegar?

La plataforma que elijas puede variar dependiendo de si está tratando de llegar a clientes existentes, clientes potenciales, medios de comunicación convencionales o personalidades de los medios sociales que comentan sobre tu industria.

  • ¿Cuáles son tus metas?

Una campaña para mejorar el conocimiento de la marca será muy diferente a una campaña que busca mantener a los clientes existentes al día sobre las promociones actuales.

  • ¿Qué información quieres transmitir?

Por ejemplo, si estás intentando captar la atención de posibles clientes con fotografías de alta resolución de tu mercancía, Instagram puede ser una mejor plataforma que Twitter.

—> 3 – Crear una política de medios sociales para empleados.

Los empleados deben entender lo que pueden y no pueden hacer en las redes sociales en relación con la empresa, así como lo que está fuera de los límites para publicar. Esto puede ser complicado ya que el marketing y las ventas deben utilizar las redes sociales para aumentar la visibilidad; en ocasiones pueden entrar en conflicto con la necesidad de confidencialidad de una empresa en ciertos aspectos, como el desarrollo de productos. Si no aclaras con los empleados lo que pueden publicar, podrías, por ejemplo, arriesgarse a divulgar información que tus competidores pueden reunir y usar en tu contra. En un post anterior he hablado sobre por qué los Recursos Humanos deben preocuparse por los secretos comerciales.

Muchas políticas de la compañía permiten a los empleados asociarse con la compañía para la que trabajan cuando publican en sitios de redes sociales, pero establecen que deben marcar claramente sus publicaciones en línea como personales y exclusivamente suyas.

La mayoría de las empresas no permiten la publicación de información confidencial o patentada relacionada con planes de diseño, operaciones internas o asuntos legales, e insisten en la observación adecuada de los derechos de autor y las leyes de referencia. Las empresas no quieren ser responsables de ninguna repercusión en el contenido de los empleados. La mayoría de ellas no toleran la publicación de insultos raciales, étnicos, sexuales, religiosos o de discapacidad.

Lo que debe hacer una empresa es asegurarse de contar con una política de redes sociales clara y completa para que los empleados, ya sea un administrador o un ejecutivo, sepa cuál es el comportamiento adecuado y aceptable de Internet.

—> 4 – Elije a las personas adecuadas para administrar tus cuentas de redes sociales.

Asegúrate de que alguien con experiencia profesional en redes sociales administre tus sitios. Las redes sociales son demasiado importantes para dejarlas al azar o para alguien que no tiene experiencia en utilizar las poderosas herramientas que las redes sociales proporcionan a las empresas.

Además de los que administran las cuentas, capacita a los empleados que participarán en las redes sociales en nombre de tu empresa. Tus empleados tendrán varios niveles de comprensión de las redes sociales. Tu empresa debe asegurarse de que tus empleados estén al día, no solo en las funcionalidades técnicas de las plataformas de medios sociales que utilizarás, sino también en la cultura de la plataforma. Por ejemplo, LinkedIn tiende a ser un espacio más comedido que Facebook y Twitter.

Por último, es importante recordar que incluso cuando se comete un error, la mayoría de los tweets no son el fin del mundo si se administran correctamente. Los errores pueden ocurrir, pero la forma en que los manejas hace toda la diferencia.

Si bien las historias de compañías que cometen errores en las redes sociales son numerosas, una empresa adversa al riesgo no debe rehuir la participación en plataformas de redes sociales. Asegurarse de que tu empresa tenga las herramientas, políticas, cooperadores y mentalidad correctas, puede proporcionar una experiencia positiva en las redes sociales tanto para tu empresa como para tus clientes.

Solo trata de evitar dar las claves de las redes sociales a un empleado descontento.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies