8 desafíos comunes de tu pequeña empresa y cómo resolverlos 
Escucha “Ep. 66 8 Desafios Comunes De Tu Pequeña Empresa Y Cómo Resolverlos” en Spreaker.

8 desafíos comunes de tu pequeña empresa y cómo resolverlos

Poseer y administrar un negocio es un pensamiento aterrador para la mayoría de las personas, especialmente cuando considera los innumerables problemas que tendrá que enfrentar en el camino.

Tener la idea suele ser lo fácil. Comenzar y administrar tu negocio es la parte más difícil y aterradora. Los primeros dos años de tu negocio son cruciales y la mayoría de las pequeñas empresas no lo logran. Aquellos lo suficientemente valientes como para hacerlo tienen que administrar todos los aspectos desde los empleados, marketing, administración, a las cuentas además de asegurarse de no perderse nada. 

Estos son 8 de los desafíos más comunes a los cuales se enfrentan las pequeñas empresas y mis consejos sobre cómo lidiar con ellos.

—>1. Flujo de efectivo. 

Hacer un seguimiento de qué dinero entra y sale de tu negocio es esencial. El problema de dinero  es lo que más temen los empresarios, y por una buena razón.

El problema de dinero  es lo que más temen los empresarios, y por una buena razón. Debes administrar tus entradas y salidas de dinero mientras inicias tu negocio y cumples con los plazos. 

Establece objetivos para los próximos seis a 12 meses para realizar un seguimiento de tus finanzas y evitar cualquier déficit. La forma más básica de establecer un pronóstico de flujo de efectivo es mantener una hoja de cálculo simple que enumere los ingresos y los costos mensualmente.

Anota las variaciones estacionales; por ejemplo, las facturas de calefacción probablemente aumentarán durante el invierno. Ten en cuenta los gastos fijos y variables para tu pronóstico de flujo de efectivo y inclúyelo todo.

También hay algunas estrategias comerciales que puedes implementar, como solicitar un anticipo, cada vez que recibes un pedido.  En cuanto a tus proveedores, intenta que amplíen tus plazos de pago. Con la estrategia correcta, puedes superar los problemas de flujo de efectivo.

—>2. Evita el agotamiento. 

Como propietario de una pequeña empresa, probablemente quieras hacerlo todo tu mismo. Pero a costa de tu salud y tus relaciones familiares. A menudo, el agotamiento y el estrés pueden hacer que renuncies a todo por completo, y para evitar esto, es mejor aprender a delegar tus tareas, y incluso contratar ayuda.

Permite que te ayuden con las cosas simples que toman mucho tiempo y concéntrate en las partes más importantes de tu negocio. Recuerda que no estás cediendo el control, solo estás recibiendo ayuda.

—>3. Encontrar y retener clientes. 

La clave para encontrar clientes es tener un producto que sea único y que pueda satisfacer sus necesidades. Entonces, haz un poco de investigación de mercado, encuentre tu publico objetivo, ve cuáles son sus puntos débiles y cómo puedes resolverlos por ellos.   

El marketing juega un papel importante en tu negocio. Elije una plataforma de medios popular para anunciar tu negocio y mantenerlo simple. Haz una propuesta breve pero especifica,  ya que el posicionamiento mental es la mitad del trabajo. También debes estar disponible tanto como sea posible, para que puedas responder instantáneamente o al menos en las primeras horas. No utilice respuestas automáticas, haz que esos correos electrónicos sean personales y confía en que notarán la diferencia. 

Las redes sociales son una buena manera de interactuar con tu público objetivo. No seas tímido y no dudes en pedirles a tus clientes actuales que te recomienden a otros, porque no hay mejor marketing que un cliente satisfecho. Su experiencia única será el mejor reclamo comercial.

Una forma de mantener a los clientes es tener un excelente servicio de atención al cliente junto con el mejor precio. Esto suena como algo muy obvio que decir, pero mantener esa política de valor por dinero constantemente en su mente te guiará. Concéntrate en los clientes existentes, pídeles comentarios, mira cuánto ganas de ellos y cuánto te cuesta realmente el servicio. Concéntrate en tus mejores clientes, aprende de su ejemplo y obtendrás más beneficios.

Si tienes un comentario negativo, hazlo bien. Llama personalmente al cliente, pregúntale detalles sobre lo que le molestó y ofrece una compensación en forma de descuentos, obsequios, etc. Parece un problema, pero vale la pena. Los comentarios negativos pueden hacer crecer o arruinar un negocio.

—>4. Confiar demasiado en un cliente. 

Un cliente bueno, grande y que paga a tiempo es una gran noticia para un nuevo negocio, pero también puede ser un problema. Puede ser muy difícil dejar de centrarse en ese único cliente e intentar encontrar otros nuevos que no sean tan confiables, pero es necesario. 

Pueden ocurrir todo tipo de problemas, e incluso ese gran cliente podría dejar de necesitar tu producto. Ahí es donde comienzas a necesitar otros clientes pequeños para ayudarte a mantener tu negocio a flote  por si ese gran cliente deja de pagar.

—>5. Crecimiento vs Calidad. 

Llegará un momento en que tu negocio esté creciendo t a un ritmo que no te permite concentrarte en cada cliente tu mismo. Por lo tanto, sentirás que la calidad comenzará a disminuir. Y ese es un momento en el que necesita tomar una decisión clave para contratar o incluso externalizar la ayuda. Por lo general, es ese toque personal lo que hizo que tu negocio sea un éxito en primer lugar. Pero, no te preocupes, no todo está perdido. Es una decisión desafiante, pero no necesariamente significa que el juego haya terminado. Puedes tener ambos.

Elija los candidatos adecuados para cada puesto en la empresa y transmita tus conocimientos libremente. Comparte tu visión y objetivos con ellos para ayudarles a comprender lo que deseas lograr y transmite toda la información que puedas para potenciarlos. Una vez que lo entienden, pueden enfocarse en los clientes tanto como tú y para que su negocio crezca. ¡la atención al cliente es lo más importante. Nunca lo olvide! 

Visita el enlace:  La importancia de un buen servicio al cliente

—>6. Motivar a los empleados. 

Ya sabes que se necesitan buenos empleados para un negocio exitoso y que no se encuentran fácilmente. No es tan difícil encontrar la respuesta a lo que motiva a un buen empleado. Estás pensando que es un buen sueldo o alguna otra forma de incentivo. Pero no muchos empresarios entienden que hay mucho más. Comienza contigo, el jefe. 

La comunicación con los empleados debe ser abierta y de manera decente y debe ser accesible. Cualquier persona que trabaje para ti, sea tu empleado o un subcontratado, debe sentir que puede hablar contigo. Además, pequeñas cosas simples como café, o refrescos son formas económicas de relajar al personal y que sea más productivo y motivado para trabajar.

La retroalimentación es de crucial importancia. Comprender las necesidades de los empleados es imprescindible. Muchas compañías no se molestan en comprender pero luego se preguntan por qué la gente hace lo que hace.

—>7. Tener demasiados gastos generales. 

Tener demasiados gastos generales y no poder lidiar con ellos correctamente es lo que hace que muchas empresas fracasen.

Aquí es donde una investigación previa de tus clientes existente es  muy útil. Saber lo que tus clientes realmente necesitan y lo que no es necesario, te ayuda a reducir gastos. 

Puedes reducir los precios de algunos de los productos que no se venden tan bien, pero esos descuentos deben ser bien pensados, de modo que te beneficies tanto de ellos como del cliente. Por ejemplo, un 10 por ciento de descuento si realizan el pago por adelantado, lo que también puede ayudar a tu flujo de caja.

—>7. Mantenerte actualizado. 

Para mantener tu negocio, debes estar en la misma página que las tendencias. Esa es la única forma en que puedes estar a la altura de la competencia. No es tan difícil, y solo tomaría el tiempo que quieras. Reserva tiempo, ya sea una hora todos los días, una semana o más, pero asegúrate de mantenerte al día con las tendencias. Lee periódicos, blogs, Twitter, configura tu Alerta de Google y lograrás evitar que tu negocio se quede atrás. 

Otra forma de estar ahí es a través de conferencias, exposiciones, en cualquier lugar donde se encuentre tu publico objetivo. 

Ayudo a profesionales y empresarios a conseguir más tiempo productivo y orden en su día a día para que puedan aumentar la productividad y eficiencia de su empresa para ganar más trabajando menos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies